Desde el 19 de Marzo del 2010 insertas en un pueblo agrícola y ganadero, atendiendo una “Escolinha Comunitaria” para niños. Buscando no solo educar a los más pequeños, sino también mentalizar a la población en la búsqueda de la justicia y el bienestar a través de la educación. El punto de partida no ha cambiado: es el impacto de una realidad hiriente, la miseria de la marginalidad como consecuencia de la ignorancia y la pobreza. Abriendo procesos en el espíritu de las personas se busca la transformación de la sociedad en una sociedad justa que refleje los valores cristianos.