En mayo del 2005, con el propósito de brindar apoyo y una educación de calidad, Fe y Alegría, pone en marcha, y a ella se suman las Hermanas, la construcción del Centro, compartiendo desde entonces experiencias educativas que ayudan a mejorar y formar; comprometiéndose en el crecimiento personal y social de los alumnos, así como con el desarrollo de su entorno. Una Educación orientada a la construcción de una ciudadanía ética, en y para el trabajo.